Terrible Two’s

terrible two's

16 Mar Terrible Two’s

Conforme los niños van creciendo, van pasando por diferentes etapas del desarrollo, donde adquieren diferentes habilidades y se van formando para ser adultos. La etapa de “Los Terribles Dos”, probablemente es de las más conocidas y es entre los 2 y 3 años.

De acuerdo a la Teoría Psicosocial de Erik Erikson, a esta etapa se le conoce como “Autonomía VS Vergüenza o Duda” y va de los 18 meses y los 3 años de edad. Es una etapa, en donde los niños ya saben qué hacer y tienen más control de su cuerpo, lo que les da mayor independencia. Esto genera tener más autonomía y así tomar cada vez más decisiones, como qué es lo que quieren y qué no. Sin embargo, esta etapa viene acompañada de la vergüenza o duda que se ve reflejada cuando ellos fracasan o no resuelven, y es importante para encontrar un equilibrio con la autonomía y así lograr el desarrollo del autocontrol y autoestima, siendo personas autónomas capaces de tomar decisiones.

Tu niño(a) podría empezar a marcar esta autonomía o independencia con el “no”, poniendo límites, queriendo hacer las cosas a su modo y sin ayuda. Muchas veces, esto se verá reflejado con conductas impulsivas, siempre queriendo comunicar lo que quiere hacer, lo que le gusta, de lo que tienen ganas, etc. Es importante dejar a tus niños(as) expresarse a su modo, ritmo y de acuerdo a su capacidad y madurez; encontrando un equilibrio entre dejarlo expresarse y marcar límites.

En esta edad el niño es egocéntrico y no comprende totalmente qué es lo que está bien y qué no, de igual forma no conoce las normas sociales. Sin embargo, es una etapa donde está explorando y conociendo, por lo que es fundamental que lo apoyen en las decisiones que va tomando y cómo se va desenvolviendo.

Es importante que le enseñes y le expliques, con un lenguaje que él/ella comprenda, las reglas o normas que deben seguir (marcar límites). Ya que, de esta forma, ellos(as) se sentirán seguros y protegidos, y sabrán que tú eres quien está a cargo y que pueden contar contigo.

Toma en cuenta que, a esta edad, tu niño(a) es capaz de seguir instrucciones cortas de 2 o 3 pasos.

Ponte en su lugar, cuando te des cuenta que no logra algo o se frustra; intenta explicarle lo qué pasa y consolarlo, buscando otra alternativa para solucionar lo que intentaba lograr inicialmente.

Es de suma importancia que tú como su padre/madre o cuidador principal controles tus propias emociones, tranquilizándote y ayudándole a tu hijo(a) a entender sus propias emociones. Ten en cuenta que a esta edad ellos(as) son capaces de imitar las conductas de los adultos y además les genera más estrés cuando tú no estás tranquilo. Hazle sentir que “estás de su lado” y explícale que es normal lo que siente y que tú lo entiendes.

No Comments

Post A Comment